3 y 6 Cuotas SIN INTERÉS - Envíos GRATIS a todo el País

 

🤎Cómo practicar el porteo en forma segura🤎


Hola! Hoy arrancamos con esta nueva sección, y me pareció súper importante empezar repasando las pautas de seguridad para portear a tu bebé🥰

 

🤎Lo primero que debemos hacer es revisar que nuestro portabebés se encuentre en buenas condiciones, no debe tener roturas en la tela ni en las costuras.

 

🤎Las vías aéreas de nuestro bebé (su nariz y su boca) siempre deben estar despejadas, libres de tela, y su mentón no debe estar tocando su pecho.

 

🤎La cabeza de un recién nacido o de un bebé dormido debe ir sujeta contra el cuerpo del quien portea, apoyada sobre su pecho.

 

🤎El cuerpo de tu bebé siempre debe estar mirando al de la persona que portea.

 

🤎El portabebés que utilicemos debe dar soporte adecuado a su cuello y espalda en desarrollo (cuando son recién nacidos se recomienda el uso de fular o Agility y cuando empiezan a sentarse solitos ya podemos usar la mochila) .

 

🤎Las rodillas deben estar más altas que su cola y sus piernas en posición de cuclillas, con tela de rodilla a rodilla.

 

🤎Se recomienda practicar todas las posiciones o nudos (especialmente a la espalda) con alguien que observe, sobre la cama o sofá, o cerca del suelo, hasta que quien portea se sienta completamente seguro

 

🤎Evitemos usar portabebés en situaciones donde no sería seguro llevar un bebé en brazos (por ejemplo, si no se me ocurriría fritar papas con mi bebé en brazos, no lo haré con mi bebé en el portabebés).

 

🤎Siempre portear en posición vertical, ya que no es seguro el porteo en posición de cuna.

 

🤎Los portabebés no reemplazan SRI (Sistemas de Retención Infantil) ni dispositivos de flotación.

 

Si tenés dudas de que portabebés elegir o cómo utilizarlo deja un comentario que te asesoramos😉

 

 

 

🤎Hablemos de cólicos🤎



🤎 Cuando nace un bebé su cuerpo debe adaptarse a la nueva situación de vida extrauterina.

🤎 Los cólicos aparecen los primeros días de vida, son madurativos y todo bebé debe atravesarlos.

🤎 Eso no quita la angustia que sentimos al ver a nuestro bebé llorar por ellos. Hoy vamos a hablar de cómo la práctica del porteo puede ayudarnos a atravesar esta etapa más amablemente.

🤎 En primer lugar el hecho de ser porteado hace que tu bebé deba ir haciendo pequeños cambios de posición para acomodarse al movimiento del cuerpo de quien portea. Esto, sumado al calorcito constante en su pancita por el contacto con tu cuerpo, contribuye a minimizar las molestias abdominales.

🤎 La posición de ranita en la que porteas a tu bebé hace que su esfínter se abra hasta 30° más, esto facilita la liberación de gases y deposiciones.

🤎 El ser porteado le brinda una sensación de bienestar y seguridad, distintos estudios señalaron que los bebés que pasan más tiempo en contacto físico con sus mapadres durante el día tienden a estar más tranquilos y regulados.

🤎 El portear a tu bebé recién nacido ayuda a disminuir los cólicos del lactante y contribuye a un mejor descanso familiar 😴

 

 

¿Sabías que el porteo tiene etapas?

Tal como lo estás leyendo! Dependiendo del momento de desarrollo en el que se encuentre tu bebé el porteo se adaptará a sus necesidades. Por ese motivo dividimos el porteo en 3 etapas, y usaremos las edades solo a modo orientativo ya que lo que las dividen son hitos del desarrollo:

🤎Primera etapa:
desde el nacimiento hasta la sedestación (0 a 6 meses aproximadamente):
En esta etapa tu bebé necesita estar en contacto con sus cuidadores mucho tiempo y debemos adaptarnos a los cambios propios del desarrollo de su columna, cuidando su cuerpo, por lo que es esencial que el portabebés que se utilice sea de ajuste punto por punto (por ejemplo un fular)

🤎Segunda etapa:
desde la sedestación hasta aproximadamente los 3 años:
El tiempo del porteo disminuye en base a las necesidades de movilidad de tu bebé. Acompañar el movimiento libre es parte del porteo respetuoso. En esta etapa, el portear ayuda a tu bebé a transitar más amablemente la angustia de separación. Hacia los 18 meses y hasta los 3 años aproximadamente, les llamamos “toddler” o “deambulador”

🤎Tercera etapa:
desde los 3 años hasta los 5-6 años aproximadamente:
Portear se vuelve una herramienta para necesidades puntuales como por ejemplo afecto, juego, necesidad de desplazarse ya que el niño todavía no camina a ritmo del adulto, un viaje en avión, unas vacaciones en la montaña, un día de fiebre, etc. El porteo ergonómico cuida del cuerpo del adulto que portea. Recomendamos portear a la espalda siempre que sea posible desde que el menor interfiere en el campo de visión del adulto