Por qué no portear a tu bebé mirando hacia adelante

Éste es un post que hace tiempo queríamos hacer, dada la cantidad de consultas que habitualmente recibimos acerca de éste tema: ¿por qué no portear a tu bebé mirando hacia adelante?

Seguramente viste familias que llevan a su bebé en ésta posición y además en mochilas no ergonómicas. Sin embargo, te contamos que ésta posición no está recomendada por las siguientes razones:

 

  1. Estás forzando la espalda de tu bebé a una posición anti-natural

La postura natural de la espalda de un bebé tiene forma de C y durante su desarrollo debemos respetarla. Si colocamos al bebé hacia adelante en un portabebés, estamos forzando su espalda haciéndola ir estirada antes de tiempo.

  1. Estás sobre-estimulando a tu bebé

Al llevar al bebé mirando hacia afuera en el portabebés, no le das la oportunidad de refugiarse si está cansado, si tiene sueño, si está asustado. Si tu bebé es muy curioso y le encanta mirar todo, va a poder hacerlo igualmente mirando al porteador, por los costados si va delante, por encima del hombro de porteador si va en la espalda, o sin ningún problema si es porteado en la cadera. Y cuando él quiera puede descansar, refugiarse o dormirse.

  1. El peso recae sobre sus genitales

Al no sujetar las piernas del bebé, el peso recae sobre sus genitales y la zona inguinal. Esto puede provocar roces, pellizcos, dolor y adormecimiento de esta zona.

4. La posición para su cadera es inadecuada

Al no llevar la espalda curvada, el bebé no puede mantener la posición de ranita recomendada . Al ir mirando hacia adelante sus piernas quedan estiradas, como colgadas, y la cabeza de su fémur no está bien encajada en la cavidad de la cadera, lo que no ayuda al desarrollo correcto de ésta. Esta posición, unida al movimiento, provoca un roce continuo y puede estar relacionada con la aparición de displasia de cadera, como bien indica el International Hip Dysplasia Institute.

5. No da soporte a la cabeza

Dar soporte a la cabeza del bebé, sobre todo en los primeros meses, es absolutamente necesario para reducir la obstrucción de las vías respiratorias de éste. Llevando al bebé hacia adelante en el portabebé, la cabeza del bebé no queda sujeta. En el caso de los bebés más pequeños, es imprescindible, ya que su cuello todavía no tiene la fuerza suficiente para aguantar el peso de la cabecita. Pero también es necesario en niños más mayores, ya que si se duermen en el portabebé (algo muy habitual) su cabeza puede quedar colgada.

6. Dificulta la termorregulación del bebé

Al exponer la parte delantera del tronco del bebé, está mucho más expuesto, por lo que dificulta que pueda regular la temperatura de su cuerpo. Pegadito al porteador su temperatura se conserva y regula de forma más eficaz.

7. No hay contacto visual con el bebé

Si llevas a tu bebé mirando hacia afuera en el portabebé, estás desapareciendo de su campo de visión. Para los bebés más pequeños, lo que no ven no existe, por lo que puede aumentar su estrés y será más fácil que llore. Además, para el porteador resulta más difícil identificar las necesidades de éste.

8. Es incómodo para el porteador

El bebé colocado mirando hacia afuera queda como algo externo al porteador, por lo que es más incómodo de llevar haciendo forzar la espalda. Es mucho más cómodo para el porteador llevar al bebé hacia adentro, en la posición ergonómica, ya que al estar abrazadito el peso se integra mucho mejor en el eje del porteador.

 

 

 

En resumen, si porteas a tu bebé mirando hacia adelante no se están cumpliendo las recomendaciones básicas para el Porteo Seguro, a la vez que se están perdiendo casi todos los beneficios del porteo. Por eso, te recomendamos siempre usar un Portabebé que sea Ergonómico y si porteas al frente, llevar a tu bebé siempre mirando hacia a vos.

Cualquier duda podés encontrarnos en nuestra Web, o acercarte a nuestro local en Juramento 1981 local 10. CABA. También podés escribirnos a contacto@cerquitamio.com, o contactarnos a través de nuestras redes sociales.

Equipo CQM

Fuente: Red Canguro – Pajarito Pinzón.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *