Nuevo CQM Agility: Review

Fuente: Cangureando
agility 2
¿Conocen el CQM Agility? Es un portabebé recientemente lanzado por Cerquita Mío. Se trata de un sistema también conocido como camiseta o remera de porteo. Dos bandas  de tela elástica cruzadas y una espalda rígida similar a un chaleco.
Es apto para utilizar desde el nacimiento ya que su estructura permite un ajuste punto por punto igual al de un nudo con fular elástico (en este caso sería similar a una “doble hamaca”) y resiste hasta 10 kilos. El CQM Agility además incluye una banda extra para lograr un mejor ajuste en bebés grandes.
Es ideal para quienes no se animan al fular pero quieren gozar de los mismos beneficios sin hacer ni deshacer nudos y sin tela sobrante. Es rápido de colocar, práctico y muy cómodo.
Este portabebé viene por talles (S, M, L y XL) de acuerdo al tamaño del porteador y no del bebé. ¿Cómo calculo mi talle? Simplemente eligiendo el mismo talle que elegirías para una remera ajustada.
Probé el CQM Agility con mi sobrino Benjamín, que tiene casi 1 mes de vida y un poquito menos de 4 kilos. Como siempre digo, cada bebé es un individuo único y distinto y no todos necesitan lo mismo. En el caso de Benjamín él prefiere llevar su cabeza sin cubrir y hacia adelante (algo bastante común, en verdad). Si bien todavía no tiene un buen control cefálico la posición ergonómica con la espalda curvada protege las cervicales (hagan la prueba, intenten mirar el techo en cuclillas y después me cuentan) y además apenas el bebé se duerme (en el caso de Benjamín fueron minutos) podemos sostenerle la cabeza con la tela, si la posición ayuda. De todos modos no olvidemos también que las madres africanas portean con la cabeza descubierta desde el nacimiento.
Como siempre, es imprescindible chequear que las vías respiratorias del bebé se encuentren libres. Algunos bebés prefieren apoyar su frente en nuestro pecho y tener la cabeza libre, como Benjamín. ¡No es para preocuparse! Por la misma curvatura de la posición ranita la nariz y boca quedan despegadas del cuerpo del porteador. Esto es fácil de verificar porque lo tenemos muy pero muy cerquita.
Con el CQM Agility logramos con facilidad una postura ergonómica: espalda curva, piernas en forma de ranita. La tela es elástica pero firme, de excelente calidad, y ajusta todo el largo de la columna sin generar rebote. Es fácil de colocar y sostiene punto a punto cada vértebra. Sólo tenemos que desplegar bien ambas bandas para que abarquen correctamente la espalda y se desplieguen de rodilla a rodilla.
La espalda se siente cómoda y el peso se distribuye equitativamente. Por su forma el CQM Agility permite dos posiciones: el bebé erguido al frente o en cuna (para amamantar).
 agility 4
¿Y la banda extra? Cuando el bebé comienza a ganar peso es necesario añadirla por varias razones. La primera es tener un mejor soporte y evitar el efecto “rebote”. Pero además, es bastante usual que los bebés más grandes deseen tener sus brazos libres para poder moverse con comodidad e ir mirando a su alrededor. En esta etapa también ocurre que se mueven mucho y pueden llegar a salirse de la posición ergonómica ideal. Para esta nueva fase el CQM Agility ofrece la banda adicional, de la misma tela, que nos brinda un ajuste extra. Probé la banda con mi muñeca de porteo Sol, que tiene el tamaño de un bebé de 7 meses aproximadamente.
Incluso si el bebé es muy movedizo descubrí que podemos atar la banda extra debajo de su colita, reforzando la posición correcta de las piernas, para impedir que se deslice.
EL CQM Agility viene en dos colores: negro y gris melange, con espaldas de estampados similares en blanco y negro y azul y negro. Son diseños no sólo elegantes y discretos, sino también de excelente calidad.
¿Conclusiones? El CQM Agility es una muy buena elección para los primeros meses, especialmente para quienes no se sienten cómodos con la idea de usar un fular pero quieren disfrutar de la suavidad y la agradable sensación envolvente de la tela elástica. Es rápido de colocar, requiere poco aprendizaje, tiene un excelente ajuste y cuida tanto el cuerpo del recién nacido como el de la persona que lo lleva, ya que reparte correctamente el peso sin necesidad de estar envueltos en varias capas de tela. Muy buena opción como regalo para familias ajenas al “mundo del porteo” que raramente usarían un portabebé como un fular pero sí accederían a una mochila colgona por considerarla “más práctica”. Sólo tengamos en cuenta sus limitaciones: permite dos posiciones y viene por talle, por lo cual no siempre ambos padres podrán compartirlo.
¿Qué opinan del CQM Agility? ¿No es un buen hallazgo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *