El ABC de la Lactancia Materna

Entrevistamos a la Puericultora, Doula y Especialista en Lactancia y Crianza, Ximena Clérico de Juntas a la par, quien nos responde las dudas más frecuentes sobre lactancia materna y nos brinda información muy clara y valiosa que compartimos con vos:

  1. La primer conexión que tiene el Bebe al nacer y su mamá, es por medio de la lactancia. Más allá de alimentar, ¿Qué representa el momento de amamantar, tanto para el recién nacido como para su mamá?

Cuando se habla de lactancia lo primero con lo que se la relaciona es con la alimentación del bebé. Dar la teta es mucho más que alimentarlo, es upa, comunicación, contención, es estar con mamá piel con piel, calor de mamá. El bebé toma el mejor alimento que puede recibir. Hecho a su medida, según las necesidades de ese bebé, con todos los anticuerpos que necesita en ese momento, siempre disponible y con la temperatura justa.

Para la mamá, el placer y la satisfacción de saber que su bebé crece a través de lo que ella produce, es inigualable. El vínculo que se genera pasa a ser único e irrompible. No podemos negar que dar de mamar implica mucho esfuerzo para la mamá, que ya puso el cuerpo durante el embarazo, el parto y luego sigue haciéndolo durante la lactancia. Pero con el tiempo todo fluye de manera natural y práctica.

 

  1. ¿Cómo hacer para que este primer encuentro con la lactancia sea placentero para ambos? ¿Deben estar solos, o puede haber otras personas en la sala? ¿Qué papel ocupa el papá aquí y durante toda la lactancia?

 

Luego del parto, ya sea vaginal o por cesárea, el bebé tiene un tiempo de alerta. Ese tiempo es ideal para ponerlo al pecho. Un momento de intimidad único. Es importante saber que lleva un tiempo conocerse y requiere de mucha paciencia. Lo ideal para que la díada se conozca, es que estén lo más tranquilos posibles, para no interferir. El papá puede ayudar alcanzado una almohada, bebida, o simplemente acompañando este momento para que la mamá se sienta contenida.

Luego durante la lactancia el papá puede ayudar: con las cosas de la casa, haciendo dormir al bebé, bañándolo, haciéndole upa, cambiándolo, ayudando a la mamá en lo que ella necesite, para sentirse contenida y acompañada, así poder llevar adelante la lactancia.

 

  1. ¿Cuál es la postura ideal para amamantar? ¿Se puede hacer en cualquier lado?

La posición correcta para amamantar es: colocándolo panza con panza, frente a la mamá. Es importante estimular que el bebé abra bien la boca. Una opción para eso es: sacar poco de calostro. Jugar con el pezón y su labio inferior. Cuando abre bien la boca, es el momento de colocar una porción de teta en la boca, evitando que se prenda solo del pezón. Procurar que el bebé se lleve a la boca la mayor cantidad de aréola y pezón. No hay que tener miedo a que, por estar bien pegado a la teta. El bebe puede respirar sin inconvenientes. Los labios deben estar formando una V. Una buena producción depende de una buena prendida y una succión efectiva.

En cuanto a las posturas cada mamá y bebé pueden ir probando y ver cual le resulta más cómodo. Siempre es impórtate que la mamá tenga la espalda bien apoyada y que este cómoda. Después hay varias posiciones para ir probando.

*Posición Clásica: la cabecita del bebé apoyada en la articulación del codo materno. Una almohada entre su cuerpito y la falda de la mamá le dará al bebé un apoyo seguro en caso de ser muy pequeño, y dará descanso al antebrazo de su madre.

*Posición invertida: El bebé apoyado sobre una almohada debajo del brazo de la madre, del lado que se vaya a amamantar. Sostener los hombros del bebé y la base de la cabeza colocando la mano por debajo de las orejas. Esta posición permite alimentar a mellizos en forma simultánea. También es útil en caso de cesárea y en recién nacidos prematuros. Facilita el “vaciado” inferior y exterior de la mama.

*Posición acostada: Acercar el bebé al pecho, de modo que ambos queden enfrentados, panza con panza. Una almohada colocada en la espalda de la madre y otra entre las rodillas la ayudará a estar más relajada.

  1. ¿Qué beneficios le aporta al Bebe la lactancia materna? ¿Y a la mamá?

 

Beneficios para el bebé:

-Nutrición optima, especialmente del sistema nervioso central. La leche materna también es la alimentación adecuada para los bebés prematuros.

-Menor incidencia de hiperbilirubinemia neonatal.

-Mejor desarrollo psicomotor, emocional y social. Desarrollo de una personalidad más segura e independiente.

-Menor incidencia de muerte súbita del lactante.

-Menor incidencia de desnutrición infantil.

-Menor incidencia de infecciones respiratorias, digestivas e infecciones urinarias.

-Protección contra infecciones del oído medio.

-Mejor reacción a las vacunas y mayor capacidad de defenderse más rápido contra las enfermedades.

– Menor incidencia de enfermedades como colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn.

-Protección contra obesidad e hipercolesterolemia.

 

Beneficios para la mamá:

-Favorece el establecimiento del vínculo madre – hijo.

-Refuerza la autoestima dando satisfacción emocional a la madre.

-Menor sangrado posparto.

-Menor riesgo subsiguiente de anemias.

-Mayor espaciamiento entre embarazos.

-Menor riesgo de padecer cáncer ginecológico.

-Menor depresión postparto.

-Más rápida recuperación física.

-Ayuda a estilizar la silueta, al utilizar los depósitos de grasa de reserva posparto para producir leche.

-Importante ahorro de dinero para la familia.

 

  1. ¿Cuántas veces al día se debe amamantar al Bebe? ¿Cómo hacer para que no agarre a la mama de chupete?

Con respecto a tiempo de las tomas, lo maneja cada bebé. Hay que ponerlo a la teta, dejarlo que tome todo lo que él quiera y cuando se suelta pasarlo si él quiere seguir tomando, de la otra teta. Este punto es muy importante, ya que la primera leche es más aguada y luego comienza a salir la leche más rica en grasas, la leche del final que es la que lo hace engordar. Frecuencia: Tiene que hacer durante el día entre 8 a 12 tomas. No tienen que pasar más de 3 horas, sin tomar. ESTOS ES LA LIBRE DEMANDA.

Hay que tener en cuenta que muchas veces los bebés lloran y no siempre es hambre, puede molestarle el pañal, el frio, el calor, la ropa, molestar la panza. Hay que siempre ofrecerles el pecho porque esto los calma, tiene que ver con su necesidad de succión, habito que se inicia desde la panza con sus dedos. Un bebé que termino de mamar y sigue hociqueando y chupeteando, se puede  interpretar como “succión no nutritiva”, que puede ser satisfecha con el pecho, aunque la mamá sienta que ya no esta tan cargado, o bien con un chupete. Recordando que no se recomienda el uso del chupete, ni tetina hasta que esté establecida la lactancia (esto ocurre después de los primeros 20 o 30 días) ya que puede provocar confusión de succión. Con respecto a este punto no hay que olvidar que un bebé necesita: alimentación frecuente; mantener alerta a su cuidador; ejercitar la succión.

 

 

  1. ¿Qué nutrientes contiene la leche materna? ¿Éstos nutrientes que la leche aporta al Bebe, dependen una la alimentación saludable que lleva la mamá?

Lo primero que recibirá tu bebé se llama “calostro”. Se trata de un fluido de color amarillo claro, de consistencia viscosa y compuesto por inmunoglobulinas, agua, proteínas, grasas y carbohidratos. Este fluido resuelve las necesidades alimentarias de sus pequeños órganos, aún no maduros. Es la “primera vacuna”  que le das a tu bebé. El calostro estimula, además, la primera deposición llamada meconio (de color oscuro).

La leche madura, se diferencia de la leche de fórmula, ya que varía su composición según la hora del día, la duración de la mamada y las necesidades de cada bebé.

Posee proteínas, estas son perfectas para el crecimiento del niño el desarrollo sistema nervioso. El nivel de proteínas en la leche materna no se ve afectado por la ingesta de la madre.

Los lípidos (grasas), estos son la principal fuente de calorías (energía) para el lactante. El nivel de grasas que ingiere varía según la dieta de la madre. El nivel de grasas aumenta a medida que avanza la mamada, por esto es importante dejarlo todo lo que quiera de un pecho y después pasarlo al otro, sin un tiempo determinado.

El Hierro de la leche materna se absorbe bien en el intestino del bebé a razón del 49 %. Por esta razón es raro encontrar algún niño anémico si es amamantado exclusivo a pecho.

 

Durante la lactancia es importante, que la madre, que cuide su alimentación, comer productos nutritivos y variados además consumir abundantes líquidos. Todos los elementos nutritivos que ingiere la mamá se trasmiten al bebé.  Lo ideal es consumir verduras, frutas frescas y de estación, distintos tipos de carnes y productos integrales. Es importante restringir el consumo de café, gaseosas cola, te, mate, ya que tienen cafeína y puede hacer que él bebe le cueste dormir y se sienta molesto. Es importante aclarar que el consumo de líquido no asegura una buena producción de leche, sino que lo único que asegura una buena producción de leche es una buena prendida del bebe a la teta.

 

  1. ¿Qué sucede si la mamá no tiene una buena alimentación, ni higiene? ¿Cómo se la puede ayudar?

Durante el embarazo, se acumulan grasas y otros nutrientes como preparación para la lactancia. La ingesta y las reservas contribuyen tanto a la producción de leche como al mantenimiento de la madre. Si la madre no se alimenta correctamente, leche va a producir igual, siempre y cuando la prendida y succión sean correctas.

El periodo de lactancia no exige ninguna medida de higiene extraordinaria. Se recomienda a las embarazadas hacer una higiene de las mamas, solo con agua durante la ducha diaria, sin aplicar jabón en la areola y pezones, porque este quita la grasa natural de la piel y se hacen más fácilmente agrietables. No se recomienda el uso de crema de caléndula. El sol fortalece la piel de los pezones cuando se toma 10 a 15 minutos diarios (tener en cuanta no hacerlo en las horas de alta exposición). El aire mantiene sana la piel liberándolo del exceso de humedad. Se recomienda que luego de cada toma, sacarse un poco de leche, con la mano y pasarla por los pezones para humectarlo. No usar corpiño con aro durante la lactancia, ya que puede provocar algún tipo de obstrucción.

  1. ¿Qué se aconseja para que la mamá tenga leche aunque sea hasta los 6 meses del Bebe? ¿Cómo influye su alimentación? ¿y el estrés o la vuelta al trabajo?

Siempre hay que tener en claro que todas la mujeres pueden amamantar, y todas producen leche para darles a sus hijos, salvo que tengo alguna reducción mamaria, donde se hayan cortado conductos. Una buena producción  depende de una buena prendida y una succión efectiva.  A mayor demanda, mayor producción de leche. Por esto es importante que la lactancia sea a libre demanda. Las madres que amamantan necesitan apoyo, conserjería, y ayuda en las tareas de la casa, ya que la lactancia lleva tiempo y dedicación.  Es recomendable que la madre descanse, todo lo que pueda,  para poder recuperar fuerzas y estar disponible para cuando el bebé lo requiera.

En cuanto a la vuelta al trabajo si la madre puede y desea puede utilizar un sacaleches para poder mantener la producción gracias al estímulo de éste, y sacarse. Dejando su propia leche durante su ausencia, en una forma de que el bebé no la extrañe tanto. Cuando regresa al hogar y durante tiempo que se encuentran juntos, se le vuelve a dar a libre demanda el pecho.

  1. ¿Qué sucede cuándo la mamá no tiene leche? ¿Por qué leche se la reemplaza? ¿Dónde se consigue? ¿En los hospitales públicos, se puede conseguir?

Si la madre no tiene leche, debe consultar con su pediatra, quien debe evaluar la situación, éste puede derivar a una puericultora, especialista en lactancia, para que vea cual es la razón y la posible solución. Recordemos que todas las mujeres pueden amamantar y producen leche. Se pueden utilizar técnicas de extracción con sacaleches para aumentar la producción, el uso de un relactador y varias opciones más como para restablecer lalactancia.

No se le debe suministra leches de fórmula, a un bebé, si no es indicado por el pediatra. Él debe indicar la cantidad que el bebé debe ingerir dependiendo del peso del mismo.

  1. ¿Hasta que edad se aconseja amamantar a un niño?

La OMS (Organización Mundial de la Salud) y el UNICEF (Fondo de Naciones Unidas para la Infancia) recomiendan, la lactancia materna exclusiva durante los  primeros  6 meses. Luego,  se comienza a dar alimentos complementarios y se sigue amamantando, hasta un mínimo de dos años. Esto depende de cada diada, del apoyo que tenga la mamá y de lo que quiera cada bebé.

  1. ¿Se puede guardar la leche materna? ¿Dónde, cuánto tiempo?

La leche materna que se extrae la mamá ya sea en forma manual o con la ayuda de un sacaleches (manual o eléctrico), se debe conservar en un frasco estéril y con tapa. La leche extraída que se conserva en la heladera debe colocarse en el primer estante, evitando dejarla en la puerta de la misma.

A temperatura ambiente hasta 26° se puede mantener entre 6 a 8 horas, sin refrigeración.

En la heladera hasta 48 hs.

En congelador hasta 15 días.

En freezer hasta 3 meses.

Para calentar la leche materna extraída, se recomienda colocarla en un recipiente bajo el chorro de agua caliente, hasta que quede a temperatura ambiente, evitando hervirla, calentarla a baño maría o el uso de microondas.

Para desfreezarla lo ideal es pasarla la noche anterior, a su uso a la heladera y luego seguir el procedimiento de calentamiento. La leche que ha sido descongelada, no se puede volver a frezar. Por lo tanto si el bebé no la toma debe descartarse.

  1. Consejos para tomar conciencia sobre la importancia de la lactancia materna. O consejos que crea necesario sobre el tema.

Es de mucha ayuda recibir información sobre lactancia durante el embarazo para sacarse las dudas y posibles “fantasmas “en cuanto a la lactancia. Saber sobre lo esperable durante los primeros días del recién nacido. En especial cuando son mamás primerizas, o cuando no tuvieron una buena experiencia anterior. Es importante que  las madres reciban contención, escucha y apoyo para llevar la lactancia adelante. Hacer hincapié que todas las mujeres pueden amamantar y tienen leche, siempre que el estímulo sea el correcto. Si hay algo que no anda bien se debe consultar con una Puericultora o con el pediatra para recibir la ayuda necesaria.

Amamantar a un bebé es algo sencillo y natural cuando conocemos la forma de hacerlo y lo que esperamos con ello; para amamantar a un bebé es necesaria información, estímulo y ciertos conocimientos prácticos sobre maternidad.

Autor:  Ximena Clérico (Puericultora, Doula, Especialista en Lactancia y Crianza) de Juntas a la Par .

 

Bibliografía consultada:

*La lactancia Materna, Ruth A. Lawrewnce.

*Lactancia Materna, guía profesional, Carlos Beccar Varela.

*Manual de puericultura, Laura Krochik –Andrea Tarner.

*Dormir sin lágrimas. Dejarlo llorar no es la solución, Rosa Jové.

 

 

lactancia 6-8

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *